Skip to content
Movilion

Bloquear Apple Pay no parece ser un movimiento muy inteligente para los retailers

ApplePayAl parecer, quieren hacer retroceder el tiempo, desactivar o dejar los pagos NFC latentes en todas las tiendas de retailers, con el fin de, nada más y nada menos que bloquear una forma emergente de pagos móviles: Apple Pay.

Desde que Apple sorprendió al mundo con el sistema de billetera móvil en septiembre y finalmente lo lanzó el 22 de octubre, la noticia fue buena en general. Es un sistema de pago interesante, electrónicamente seguro que combina a la perfección el hardware, software, seguridad biométrica, amplia compatibilidad con tarjetas de crédito y la mecánica de pago móvil en un sistema increíblemente fácil de usar. (Lamentablemente para Google Wallet, tener que introducir un número de PIN no es tan fácil como poner el dedo sobre el panel táctil de Identificación en el iPhone 6 o 6 Plus que ya estoy sosteniendo.)

Hay muchas cosas buenas para decir sobre Apple Pay, por ejemplo, que para más de 200.000 comerciantes, Apple Pay funciona, y listo. Un claro ejemplo es un taxi en Nueva York, subirse a uno que acepte pagos con NFC (la mayoría de ellos), e incluso si el conductor no tiene la menor idea de lo que uno está haciendo, se puede agitar el teléfono frente al lector de tarjetas y pagar por el viaje. Funciona.

A menos que sea parte de lo que se conoce como el Merchants Customer Exchange, LLC, (o MCX). Esta colección de aproximadamente 50 retailers (y 110.000 puntos de venta), como Target, Walmart, CVS y Rite Aid, al parecer se cansaron de esperar alguna innovación en pagos móviles y crearon su propio plan, CurrentC. Es más complicado que Apple Pay e involucra teléfonos móviles, números PIN, la nube y códigos QR.

Desde Walmart, un vocero de la empresa expresó que no “apagaron” los pagos con NFC para bloquear Apple Pay porque “nunca fueron permitidos en nuestras terminales en USA”. El gigante minorista no está participando con Apple Pay y al parecer tiene muy poco interés. Está enfocado en MCX y el sistema piloto CurrentC (que sale al ruedo en su totalidad el próximo año). El sistema de código QR basado en la nube, es para Walmart, un sistema que “se involucra una inversión sin hardware y es accesible para la mayoría de los teléfonos”, dijo su portavoz.

CurrentC, sin embargo, puede tener una ventaja sobre Apple Pay: la capacidad de conectarse directamente a las cuentas. Si eso es realmente lo que permite omitir a las compañías de tarjetas de crédito, entonces, los retailers, también pueden llegar a pasar por alto las tasas de tarjetas de crédito. No está claro si los consumidores dejarían a cualquier retailer “asociarse” a sus datos bancarios, pero es un punto a favor para los retailers.

Ahora sabemos por qué

El hecho que los socios de MCX estaría rechazando Apple Pay en masa, parece incompatible con el propio nombre del grupo: Merchants Customer Exchange. Si se llama Merchants Customer Exchange, sugiere que sus objetivos son puramente monetarios, se podrían entender de una manera distinta. Pero esta decisión equivale a exactamente lo contrario del servicio al cliente. Según lo que parece, MCX no tiene otra opción más que bloquear Apple Pay, y aquí está el por qué.

Denée Carrington, analista de Forrester, y quien sigue de cerca la industria de pagos móviles, explicó que los miembros de MCX son también propietarios de parte de la LLC (Sociedad de Responsabilidad Limitada) y, como tales, firmaron un acuerdo que ahora parece estar amenazándolos.

“Parte del acuerdo,” explicó Carrington, “es una cláusula de no competencia: Ninguna otra solución de pagos móviles que no sea CurrentC de MCX puede ser aceptada dentro de las tiendas. Aparentemente hay un vacío legal en torno a los “pagos in-app, por lo que Target está aceptando Apple Pay solamente como in-app y no en la tienda”.

Dicho acuerdo no es nuevo, lo que hace que sea aún más sorprendente que Rite Aid permitió inicialmente en sus tiendas Apple Pay, antes de descartarlo definitivamente.

Obviamente es una idea terrible.

Entiendo que CurrentC integrará mejor los cupones de los retailers y los programas de fidelización, ya que Apple Pay, los tiene aun separados. Apple tiene las mencionadas tarjetas y cupones en Passbook, aunque se pueden sincronizar las tarjetas de recompensas en Passbook con una tarjeta de crédito de Apple Pay. Para los retailers, que estén separados significa que no pueden obtener todos los datos que quieren del nuevo sistema de Apple. La realidad es que, si los retailers esperan un poco, seguramente Apple encuentre la manera de resolver este inconveniente de integración.

La necesidad de obtener datos de los clientes no es razón suficiente para bloquear el nuevo sistema de pagos móviles de Apple. En primer lugar, los clientes seguirán utilizando tarjetas de recompensa y fidelización por que tiene un beneficio muy claro para ellos. Así que van a pagar con Apple Pay, pero, seguramente, no antes de conseguir una descuento en la factura final con su tarjeta de recompensas. Apple Pay funciona muy bien con los cambios en proceso, como por ejemplo, sumarle una propina a la cuenta total del taxi, antes de pagar con Apple Pay.

Un futuro comercial sombrío

El hecho es que, Apple acaba de vender por lo menos 10 millones de dispositivos habilitados para Apple Pay. A fin de año, ya se habrán vendido 25 millones. ¿Es realmente una buena idea bloquear los pagos móviles para tantos consumidores?

Esos clientes continuaran hasta el mostrador de CVS, llenos de productos, dispuestos a pagar con su iPhone. Verán el icono de pago sin contacto (no inventado por Apple) y agitarán su teléfono sobre el dispositivo. Nada sucederá y el empleado tendrá que explicar el por qué, una y otra vez. Aparentemente, incluso los pagos basados ​​en NFC de Google Wallet estarían bloqueando los comandos. La frustración de los clientes nunca fue un ingrediente para el éxito comercial.

Esto es lo que tiene que suceder. Retailers como Target, tienen que tomar una posición y guiar al resto de los socios de MCX fuera de esta jungla. Reunir a los socios MCX y cambiar el acuerdo lo antes posible. Que cada uno pague cómo quiera, con lo que quiera, siempre y cuando sea oficial, seguro y beneficioso tanto para el minorista como para el consumidor.

Si lo hace, no limitará su propuesta de pagos móviles, CurrentC. Ese plan de pagos móviles algo complicado, tiene casi las mismas posibilidades de éxito con Google Wallet, es decir, nadie lo va a aceptar hasta que sea tan fácil como Apple Pay.

(Vía Mashable)