Estados Unidos: el uso de wearables para control de salud se duplicó desde 2014

apple-health-salud-movilLa utilización por parte de los consumidores de apps y dispositivos wearables relacionados con el control de su salud se duplica en los dos últimos años, según un estudio de Accenture.

La monitorización de la salud está de moda. Tanto es así que, según constata Accenture en su último informe, el número de consumidores estadounidenses que utilizan apps móviles y dispositivos wearables para su gestión se ha duplicado en los dos últimos años. En concreto, aquéllos que usan aplicaciones móviles de salud han pasado de ser un 16% en 2014 a un 33% hoy en día; mientras que el número de consumidores que utilizan wearables ha aumentado de un 9 a un 21% durante ese mismo tiempo.

Es un hecho que constata Safavi Kaveh, responsable de la práctica de salud global de Accenture: “Las herramientas digitales están capacitando a los pacientes para tomar el control de su salud e interactuar con el sistema en sus propios términos”. Ante esta situación, recomienda a los proveedores de salud “incluir las capacidades digitales en el núcleo de su modelo de negocio para que se integre en todo lo que hacen”.

Los consumidores empiezan a ser conscientes de la importancia que supone la tecnología para el control personal de su salud. Por ejemplo, las tres cuartas partes (76%) de los encuestados a los que su médico recomendó llevar encima dispositivos de seguimiento de sus constantes vitales accedieron a hacerlo. Y tanto el 77% de éstos como el 85% de los doctores confirmaron que esto ayuda a que el paciente participe de su salud.

Por otro lado, el estudio confirma que cuatro de cada diez consumidores que utilizan aplicaciones de salud han compartido o comentado datos con su médico en el último año. Los consumidores usan este tipo de aplicaciones frecuentemente para controlar su estado físico (59%), la dieta y la nutrición (52%), los síntomas (36) y el acceso a su portal de pacientes (28%).

Finalmente, casi un tercio (29%) de los usuarios, comparado con el 23% de la encuesta de 2014, prefiere las citas médicas virtuales que las físicas. Es más, los médicos y los pacientes creen que las visitas virtuales proporcionan beneficios como son costes más bajos (58% de los consumidores frente a 62% de los médicos), comodidad (52% frente al 80%) y un acceso a tiempo a la atención (42% frente al 49%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *